Cuentos para pensar Recuerdos

Mis abuelos y sus sandías

  • Los lectores consideran que el recuerdo en sí es sumamente bueno. Además, les parece que está bien contado.
  • A Marcela le han enviado 349 abrazos, 268 sonrisas, 386 besos y 379 buenos recuerdos.


  • por Marcela
    Argentina / 1980

    Fecha de alta 29-12-2007


    La infancia me lleva a la casa de mis abuelos maternos. Mi abuelo era un hombre muy culto y correcto al que le apasionaba la política. Mi abuela en cambio no sabía leer ni escribir (él le enseñó a firmar), pero con mucha sabiduría en el alma.

    Recuerdo las charlas debajo del paraíso, por interminables horas, comiendo sandías. El sábado era el día en que yo almorzaba con ellos, dormía una siesta que sólo allí hacía (para fastidio de mis padres, que pretendían que esto fuera diario), luego nos bañábamos los tres en la pileta, y...a comer sandía.

    Comer sandía era un sinónimo de intimidad, de dialogo, de contarnos las cosas que habíamos vivido. Yo sorprendida, escuchaba, reía, soñaba...No sé porqué hasta hoy, varios años después, me queda todavía el aroma de aquellas sandías, que aunque no es el mismo, me trae la nostalgia de aquellos años vividos.

    Si deseas, valora este recuerdo:

    1) El recuerdo en sí me ha gustado...
    muchísimo mucho poco muy poco

    2) La manera de contar el recuerdo me ha...
    encantado gustado parecido regular impedido disfrutarlo

    Si quieres saludar al escritor de este recuerdo, puedes mandarle...
    un abrazo una sonrisa un beso tus recuerdos